Henkey: Life to live #2

'The love letters'
Cuándo crees que no puede venir nada peor en la vida, se aparece el eterno suplicio del infernal amor, ¿cómo harías tú para liberar tu corazón de tan eterno dolor?...
Ya habían pasado varios días desde que Henkey había sido privada de su sueño, y abruptamente interrumpida por su madre, así que ya se encontraba un poco más tranquila, había dejado el plan bélico con su madre en el olvido y se había dedicado ahora a sus estudios, los cuales dejó un poco descuidados, y ése día, cómo cualquier otro día, Henkey asistió al colegio.
Parece que las cosas van normal hoy - Se dijo pensativa - Demasiado tranquilo para ser un finde, así que eso es, por lógica, algo anormal en el ambiente.
Henkey se dirigió  a su casillero, y encontró con un gran asombro algo que la sorprendió de lleno;
¿¡Qué demonios es esto!?, ¿Es... lo que creo que es...? ¡NO!
Su eco resonó por toda la escuela por unos instantes, y en cuanto se volvió a enfocar en si misma, Henkey había descubierto con horror algunas Cartas de Amor, dirigidas para ella, de un extraño sujetillo imbécil;
'Para Jenqi:
no e podido degar de notar tu presensia en la escuela y desde ciempre e sentido aljo demasiado espesial por ti,crei qe hera el momento de sejir a mi corason y ir por ti,desirte lo qe me ases sentir y qe cepas qe te qiero jenqi'
¿Qué era lo peor que le podría pasar después de descubir semejante atrocidad frente a sus propios ojos?, Pues claro, saber que además de que era algo que a Henkey le causaba repulsión, el imbécil que lo escribió, nisiquiera tenía una pizca de neuronas en su mente.
¿¡Jenqi!?, ¿¡JENQI!?, ¡Idiota!, ése infeliz no puede nisiquiera escribir mi nombre y se atreve a profanar mi casillero con semejante estupidez escrita - Exclamó enfada Henkey- ¡Te encontraré, te golpearé y haré que te tragues tus blásfemas palabras!.
Henley se dirigió furiosa a su salón de clases, y ahora tenía un nuevo objetivo en mente; Encontrar a aquella persona y hacerla pagar por su ofrenda a la guerra.
Y, tras una intensa búsqueda, encontró al culpable. Esperó hasta la hora del almuerzo, a que estuviera solo y así atacar con más comodidad..
¡Tú!, ¡Sí tú, idiota!, ¿¡Creer que soy alguien linda, alguien que ama los chocolates y los ponnies!?, ¡Pues debes saber que no!, ¡Y tú, maldito imbécil!, te atreves a dejar estas blasfemias en mi tocador! - Le gritó enfadadísima a aquél muchacho. Y antes de que el chico pudiera decir algo en su defensa Henkey hizo que se comiera esas cartas, luego que repitiese unas veces más 'Soy un tonto y me arrepiento de ser un ignorante' varias veces, y después lo dejó en paz.
Las últimas palabras proferidas por aquella chica a quién tanto quería seguían resonando en la cabeza del pobre chico, y, sin nada más que decir, hacer o intentar, se fue, rompiéndo en llanto.
Las palabras pueden despertar el animal deseo y el animal impulso del ser humano, ¿Crees en el amor anormal?

1 Almas se desahogaron aquí...:

Luu dijo...

Muy bueno, profundas sus escrituras.
He escrito algo que creo que les gustará. Es oscuro y quizás algo obsesivo, combinando amor con oscuridad, 'creep' como soy yo. Para mí es una técnica nueva, pero siempre con lo que llevo dentro. Se llama Loca de Amor.
Espero que les guste!
Besos.

Nunca miré la luz, ni la esperanza... La vida no tenía sentido para mí, & aún no encuentro mi razón de ser, y sé que no la encontraré, pero debo mantener los ojos abiertos & la mente despierta, nunca se sabe cuando se disolverán lentamente en el aire... Dejando tu cuerpo inerte en el suelo; Un letárgico sueño del que no despertarás, jamás...

Ahora es hora de irse, no fingas hipocresía y sólo di adiós...

IBSN: 20-04-4530-23